19/12/15

Estoy triste pero no recuerdo porqué


La Empatía, así como el maravilloso mundo de las Emociones es sencillamente fascinante. Bello y hermoso, a la par que desconocido y aterrador.

La forma de Amar, Sentir y Sufrir es algo tan personal que no habrá dos personas que puedan llegar a saber a ciencia cierta como puede sentir algo una persona. Podemos imaginarlo, aproximándonos desde nuestras experiencias, pero si tuviéramos que escribir cada palabra de su sentimiento no sabríamos ni por donde comenzar.

El inconsciente juega en esto un gran papel, y juega como lo hace con nosotros nuestra falsa creencia de vivir en un paradigma, en gran parte controlado y conocido. Que gran Verdad, y que gran Mentira a la vez.

Las Emociones son un campo tan amplio que no nos ponemos de acuerdo en qué son emociones y qué sentimientos. Pero lo que sí está claro es que se han considerado 5 los principales motores Emocionales y uno de ellos es la Tristeza.

Muchos la hemos sentido, padecido o disfrutado, desde el sofá de casa o durante largos paseos por la Naturaleza. Podríamos decir, en cierta forma, que la Tristeza es una de las Emociones "neutrales", siempre que no la llevemos a su extremo, pero en general la preferimos a todas luces al Miedo, el Asco o el Enfado tal vez. La Tristeza, me voy a atrever a describirla desde el punto de vista más científico como una depresión de nuestro organismo y sus funciones,  y a su vez, desde el Emocional como una sensación otoñal de nuestra respiración. Una pérdida, un pesar, una añoranza. Un sueño no alcanzado, un trabajo no conseguido. Un autobús que se va. Una relación que no pudo ser. Una cuesta muy larga, o simplemente algo que nos emociona de forma triste. Pero siempre, algo que podemos recordar. Algo que nos evoca una situación o alguien que nos queda en el recuerdo.

Pero como decimos, el inconsciente es otro mundo... "Estoy triste, pero no recuerdo porqué", le decía una abuela muy mayor a sus nietos. Solamente habían pasado a penas unos días y ya no podía recordar el fallecimiento de su marido. 

Tal vez podamos comprender a esta anciana mujer, pero muy seguramente no. Realidades para las que muy pocos están preparados para comprender, por no decir nadie. El inconsciente domina nuestra vida más de lo que nos imaginamos. Es muy real y nos habla. Tal vez no seamos capaces de recordarlo, pero siempre nos habla de cosas del pasado, del presente, y de eso que algunos llaman el por venir. Nos habla de cosas reales o imaginarias, pero si Calderón tenía razón, y los sueños sueños son, ¿qué es real? ¿qué es una Emoción? ¿Qué es la Tristeza?

Dedicado a un buen amigo. 

Te acompaño en el sentimiento.




2 comentarios:

  1. muy bueno..me removio cosas y me hizo hacerme preguntas...gracias Fernando

    ResponderEliminar
  2. A ti amigo. Que sería de nosotros si no nos hiciéramos preguntas no? Un abrazo

    ResponderEliminar

Tu comentario es IMPORTANTE: Entre todos creamos conocimiento. @fernandoptero