23/8/17

¿Es la natación un deporte milagroso? por Fernando Garzón.

"El deporte más completo es la natación".
Es un mensaje más que sabido por todos,
por ello, se nos recomienda abiertamente allá donde vayamos cuando buscamos un ejercicio rehabilitador o tonificador. Ahora bien, cuando el deportista, paciente o lesionado llega a la piscina, ¿qué pasa? Pues parece que por arte de magia, tipo milagro, va a recuperarse solo con tocar el agua.. Y eso no pasa.

¿Es la natación un deporte milagroso? 

Como apasionado de la natación y monitor titulado por la Real Federación Española, siento cada vez más escalofríos al escuchar cómo se recomienda a todo el mundo nadar sin plantearse por un momento el CÓMO, ya que todos los estilos de natación no son siempre los más adecuados para todo el mundo. Seguro que si dijeran, ¡saltar en paracaídas es buenísimo para la salud!, nadie iría corriendo a tirarse de un avión él solo (o igual sí, vete a saber!).

Ayer sin ir más lejos, tras finalizar mi entrenamiento en la piscina de mi barrio, escucho a un hombre de unos 50 años comentarle al socorrista que necesita parar porque se le cargan las lumbares debido a una posible hernia de disco. El hombre lo que hacía, es: nadar hasta que le duele, para, estira las piernas y vuelta a nadar en estilo croll. La recomendación del socorrista: "estirar mucho, que le vamos a hacer". Pero, por favor!?

Esa no era mi guerra y allí nadie me ha preguntado pero siento la necesidad de lanzar este mensaje para aquellos que quieren tirarse al agua y descubrir los auténticos milagros que esconde en sus profundidades.

"Si quieres iniciar una actividad deportiva, la que sea; infórmate, pregunta o busca asesoramiento especializado". 

Lo ideal sería que contactes con un profesor de natación titulado y de esta forma, invertirás en prevención, que sale más barato que en rehabilitación te lo aseguro.


¡Claro que el agua es milagrosa! Nos desarrollamos en un medio acuático, necesitamos el agua para sobrevivir, nos aseamos con agua, regamos nuestros alimentos en ella y limpia nuestra atmósfera, claro que es un milagro.

Pero por favor, si te llega este mensaje, seas fisio, médico, rehabilitador, masajista o entrenador, cuando quieras recomendarle a alguien que vaya a la piscina para recuperarse de una lesión, no te olvides de recalcar la importancia del CÓMO, ya que agua por si sola no hace milagros ni nadie nace sabiendo natación.
  Monitor de Natación e 
Instructor de yoga 




1 comentario:

  1. Qué cierto es! Qué importante un "CÓMO". En mi caso, por una lesión en mi rodilla izquierda el Traumatólogo y el Fisio me aconsejaron Natación para fortalecer los músculos de mi pierna y así evitar que sufriría tanto mi rótula.
    Había oído tantas veces la recomendación de la Natación como remedio para tantas cosas, q en esta situación de peso ya no podía hacer más oídos sordos. Me apunté a Natación libre y lo más q yo sabía era el estilo "a rana". Al poco tiempo tuve q ir a un segundo Fisio, porque el dolor persistía. Bienvenido el CÓMO nadar!! Me indicó qué movimientos eran los correctos para mi caso y cuales no, resultando que justo el estilo "a rana" era contraproducente por el giro lateral que se produce y tuve que aprender a "croll".
    Así que como bien comentas, estoy más que de acuerdo en que es fundamental que el profesional te indique el CÓMO, ya que pueda ser que estemos invirtiendo nuestro tiempo y esfuerzo en hacernos más mal que bien.

    ResponderEliminar

Tu comentario es IMPORTANTE: Entre todos creamos conocimiento. @fernandoptero